Tomorrowland se hechiza con la magia del Bossaball

Tomorrowland es actualmente el mayor festival de música electrónica que se celebra en el mundo. Tiene lugar en la ciudad belga de Boom cerca de Amberes durante la última semana de julio cada año y para el 2016, en su undécima edición, reunió a los mejores DJ’s del panorama internacional. Contando con más de 100 actuaciones a lo largo de sus tres jornadas en más de 20 escenarios distintos, donde todos los géneros de la electrónica tienen cabida.

Año tras año, el festival ha repetido y superado el éxito de asistencia. En el 2014, contó con más de 400.000 asistentes de más de 75 nacionalidades distintas, lo cual ha provocado no solo la diversificación y gran participación de diferentes artistas, si no también el disfrute de la sensacional y compleja escenografía, de la cual Bossaball hizo parte en la Undécima versión en el DreamVille. Este camping del Tomorrowland es una vibrante ciudad que da la bienvenida a decenas de miles de visitantes del festival después de un día exuberante, lleno de música.

El DreamVille con su propio escenario, llamado “The Gathering”, fue el lugar de dos partidos de demostración entre las selecciones de bossaball de Bélgica y los Países Bajos. Los dos equipos despertaron a los soñadores del DreamVille y le dieron vida al lugar con una exhibición de deporte y música, dándole continuación a las actuaciones de artistas como Fedde Le Grand, Otto Knows, Deadmau5, Afrojack, Dimitri Vegas & Like Mike, Paul Kalkbrenner y Steve Aoki.

Los equipos usan Tomorrowland para su preparación olímpica

Las demostraciones tuvieron lugar justo antes de que las selecciones nacionales salieran de Europa con rumbo a Brasil, donde participaron en un torneo internacional en la Copacabana que se organizó en colaboración con la Federación Internacional de Voleibol (FIVB) durante los Juegos Olímpicos 2016 en Rio de Janeiro.

Después de la primera presentación en los festivales de Tomorrowland, una celebración de la música electrónica que nació el mismo año y en la misma ciudad que bossaball, 2005 en Amberes, Bélgica, esperamos estar pronto en la edición brasileña del Tomorrowland en San Pablo, el país que con sus deportes de playa y música rítmica dio la inspiración para el deporte bossaball.