Bossaball Colombia destaca en el festival de verano de Bogotá

Entre el 30 de julio y el 7 de agosto de 2016, Bogotá tuvo una de las semanas más entretenidas del año. La ciudad se vistió para el tradicional “Festival de Verano”. Día a día se ofrecieron diferentes actividades en Bogotá y sus ciudadanos disfrutaron y conocieron los encantos de la capital.

El festival se caracteriza por música, deportes, recreación al aire libre y eventos culturales con conciertos en vivo, teatros, eventos especiales para niños y audiencias familiares, torneos deportivos internacionales y más de 200 actividades recreativas de primera clase, todas ellas sin costo para los espectadores y participantes. Pudieron vivir la 20ª edición del festival de verano, organizado por el IDRD (Instituto Distrital de Recreación y Deporte). Nuestros socios de Bossaball de Colombia colaboran con el IDRD desde 2015, cuando nuestra disciplina se convirtió en un deporte escolar oficial en Bogotá. Durante la edición de 2016, se llevó a cabo el primer torneo de Bossaball en suelo colombiano.

El festival de la ciudad de Bogotá comienza

Desde su primera versión, celebrada en junio de 1997, el festival se ha consolidado como el evento de ocio más importante de la ciudad y para la gente de Bogotá. La idea surgió por la necesidad de tener una gran fiesta recreativa que creara identidad y aumentara el sentido de pertenencia de los ciudadanos. El IDRD dirigió la idea de revivir las famosas fiestas estudiantiles de los años 60 y creó el primer festival de verano. Con el lema ‘100 eventos en 10 días‘, el festival se celebró del 6 al 15 de junio de 1997. Su eje principal fueron conciertos y deportes, todos llevados a cabo en los diferentes lugares del parque metropolitano Simón Bolívar. El IDRD reunió diferentes deportes, actividades recreativas, grandes espectáculos y conciertos durante diez intensos días.

Durante años, las actividades deportivas, conciertos y otras actividades se cambiaron en el festival. Posteriormente, el festival movió su fecha al mes de agosto y se unió con la celebración del cumpleaños de Bogotá. Los conciertos de apertura y cierre se consolidaron como un evento representativo de Bogotá debido a la asistencia masiva y entusiasta. Desde entonces, el Festival de Verano es una parte esencial de la vida de la ciudad. Además, más de 200 actividades formaron parte del programa para mejorar la cobertura y la cantidad de espectáculos planificados. El Festival es hoy en día la ‘fiesta bogotana‘ por excelencia, que expresa la universalidad, la cultura de los ciudadanos, el respeto por la diversidad, el alcohol cero y la convivencia sana.

IDRD organiza la vigésima edición del festival de verano de la ciudad de Bogotá

El Parque Simón Bolívar, el coliseo y el centro deportivo El Salitre dieron la bienvenida a miles de personas de Bogotá que vinieron a disfrutar de las diferentes actividades. “Invitamos a niños, jóvenes, adultos, ancianos y personas con discapacidades a disfrutar de lo mejor de este festival”, dijo Orlando Molano, director del IDRD. La importancia que este evento tiene para la ciudad es indiscutible. La programación simultánea de más de 100 eventos recreativos, deportivos y de actividad física de alta calidad, lo hacen inmejorable y atractivo para los habitantes de Bogotá y los turistas visitantes. En el transcurso de los años, esto generó una asistencia media de más de tres millones de usuarios, lo que posiciona a este evento como el más popular de la ciudad.

Bossaball se instala en el Parque Simón Bolívar de Bogotá

Bossaball marcó el ritmo para todos los visitantes en el Parque Simón Bolívar. Gracias al significativo progreso realizado por Bossaball en Colombia, el equipo elite del país fue invitado a Brasil, donde se celebró un torneo internacional del 10 al 14 de agosto, justo en la Copacabana, Río de Janeiro. Antes de Río, nuestro deporte y el equipo colombiano formaban parte del Festival de Verano. Los fanáticos de Bossaball disfrutaron del espectáculo ofrecido por estos jugadores durante el torneo de exhibición, donde se montaron dos canchas de Bossaball.

Una cancha pertenecía a los estudiantes del programa Tiempo de Escuela Complementaria (TEC), quienes durante el año formaron parte de las clases de Bossaball. Hubo juegos y diferentes actividades competitivas a través de las cuales los asistentes pudieron interactuar y aprender más sobre el deporte. En la segunda cancha, se celebró el primer torneo de Bossaball en Colombia. Cuatro equipos lucharon por el trofeo de este torneo. El equipo azul, liderado por Diego Felipe Vacca (acomodador y recepción), Julián Dorado (fútbol), Angie González (recepción) y Daniel Bermúdez (trampolín), se llevó el título.

El hotel Tryp Bogotá Embassy patrocina el torneo Bossaball

El patrocinio del Tryp Bogota Embassy Hotel hizo posible el torneo. Un evento que resultó ser un impulso para el deporte y sus fanáticos, ya que la comunidad en Bogotá estaba muy feliz de conocer a los jugadores del equipo colombiano. “Nos gusta Bossaball, porque es una de las mejores formas de vivir la ciudad y esto, en particular, le da una dinámica innovadora”, dice Denise Wälti, gerente general del Tryp Bogota Embassy Hotel.