Malaga Hoy – 2/2009

Con aires brasileños

Aires-Brasileros--bosssa

Ayer se presentó en Ronda el ‘bossaball’, una nueva disciplina deportiva en la que se mezcla el voleibol con el fútbol, la gimnasiá y la capoeira

ESPECTACULO. Un jugador se dispone a rematar durante la exhibición realizada ayer en Ronda.
ESCENARIOS Marbella, hoy, y Torremolinos, mañana, son los siguientes lugares por los que pasará esta demostración

RONDA Un partido de voleibol sobre colchonetas, con música de una batería y un DJ pinchando los temas que más pegan en las pistas de baile. Un gimnasta golpeando el balón sobre una cama elástica mientras un speaker anima a loscuriosos que se acercan asombrados. O futbolistas pasando la pelota ta por encima de la red, hasta marcar el tanto que les otorgue la victoria del set. Todo eso es bossaball, una nueva modalidad deportiva que combina el voleibol, el fútbol, la gimnasia y la capoeira animado por la música en vivo. Como si se estuviera en las playas de Brasil.

deportes de playa El bossaball fue ayer presentado en Ronda, para toda España, con una exhibición que congregó a muchos curiosos y niños en el ruedo del barrio de San Francisco, donde su creador, Filip, vivía hace años. Un escenario ideal para captar futuros jugadores que hagan de sus piruetas y acrobacias las delicias del público.

Tres años de estudio estuvo Filip Eyckmans para sacar adelante una idea: mezclar una serie de deportes que le apasionaban con su gran afición, la música. El resultado ha sido un juego muy similar al voleibol pero que se practica como él dice, ‘en un terreno de camas elásticas y colchones inflables.’ Al igual que el deporte en el que se fundamenta, hay dos equipos, pero de cuatro personas cada uno, que han de hacer tanto en el terreno contrario, hasta conseguir el set, que se alcanza a los 30 puntos.

Pero también introduce elementos del fútbol, ya que están permitidos los pases de balón con el pie. Sin embargo, lo más espectacular es el despliegue de saltos y lanzamientos, propios de un experimentado gimnasta sobre una cama elástica, donde debe alcanzar el máximo de altura, para hacer los tres tantos en la cama contraria.

“Le puse el nombre de bossaball en honor a las playas de Brasil, porque reproduce su ambiente, sus forma de ver el deporte… Con mucho beach yolley, gente practicando la capoeira mientras se escucha música de fondo. Es una forma menos superficial de unir música y deporte, pues ambos pueden formar parte de un mismo juego”, dice Filip, este joven belga que sueña con mostrar esta invención deportiva por medio mundo.

“Después de estar en Bélgica y Holanda enseñando el bossaball, ahora estoy en conversaciones con los chinos, que están interesados en esto”, añade Filip Eyckmans. Las reglas son fáciles, al igual que en el voleibol, se trata de hacer un punto en el otro terreno, pasando la red; y si marca dentro de cama elástica, son tres puntos. El primero que alcance esta punctuación, gana el set. Cada jugador puede dar dos toques seguidos a la pelota con la cabeza o los pies, pero uno solo con las manos. En total, un máximo de ocho toques seguidos entre los cuatro jugadores del mismo equipo.

Tras dejar Ronda, hoy ha aterrizado en Marbella, en el parque polideportivo Vigil de Quiñónez: y el domingo en Torremolinos. En octubre, se marcha a Holanda, y de allí a su Bélgica natal, donde impartirá clases en los colegios. ‘Mi intención es encontrar jugadores de distintas disciplinas que se unan a nuestro grupo, que vengan con nosotros a jugar alrededor del mundo, enseñando y mostrando este divertido deporte”, confiesa Filip. Sólo el tiempo dirá si esta nueva disciplina deportiva consigue crear afición.

Back to Press