El BossaFarm

El BossaFarm se encuentra en Estepona, un pintoresca ciudad española situada en la zona de Málaga y Marbella. Todo comenzó con la idea de crear un centro de formación en una área rural en el sur de España, donde los jugadores de Bossaball podrían vivaquear y practicar todo el día.

“La creación de un centro de desarrollo bossaball cruzó mi mente ya hace muchos años. Estábamos en necesidad de un lugar en un ambiente sano donde podíamos entrenar, durante un extenso período. La realización del BossaFarm me llena de orgullo y los jugadores parecen amarlo hasta el momento. Este centro de desarrollo deportivo coincide con las ambiciones de bossaball”, dice Filip Eyckmans.

Por otra parte, los periodos de descanso entre las sesiones de entrenamiento y los intensos días de práctica están llenos de alimentos sanos, nutritivos y cultivados en la misma finca. De esa manera, el BossaFarm se convierte en un centro deportivo saludable y sostenible.

La idea es entretejer el deporte con aspectos sociales y ecológicos. La cultivación de un huerto al revés es un ejemplo. Esta práctica de Nueva York se ha extendido a Estepona y se produce de una manera bastante creativa. Siete trampolines viejos han encontrado un nuevo destino, ya que ahora se utilizan como el esqueleto para las macetas.