¡Bossaball es el primer deporte que se recicla!

Hemos decidido reciclar el material de la tela del inflable para el uso de bolsas de bossaball. Convertimos canchas tanto antiguas como copiadas y falsificadas en artículos promocionales reciclados y por lo tanto únicos. Filip Eyckmans dice: “Me inspiré en materiales reciclados y eco-marcas. Bolsas personalizadas, diseño sostenible, innovaciones. Es algo en que he estado trabajando durante años ya.”

Además, el desmantelamiento de una cancha de bossaball es la actividad perfecta de formación de equipos en el BossaFarm, y por lo tanto otra manera de sentirse cerca del deporte y su material. “Se lleva un bolso que está hecho de una cancha que se utilizó para jugar en diferentes partes del mundo. Recuerdos reciclados, eso es bastante favorable, ¿no?”